miércoles, 22 de octubre de 2008

LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA


COMENTARIOS

8 comentarios:

Diana Marcela Pava Garzon dijo...

LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA, TODO UN EJEMPLO DE VIDA

La RESILIENCIA, es uno de los aspectos más sobresalientes en este film, y aunque relativamente es una producción nueva (2007) revela toda una historia de vida y la capacidad enorme de salir adelante a pesar de las vicisitudes que se presenten, el señor Jean Dominique Bauby, francés nacido en Paris en 1952 periodista reconocido, a sus 43 años de vida experimenta una situación para la cual ningún ser humano está realmente preparado, la enfermedad grave y sus consecuencias.





En un hombre adulto con una familia estructurada, con hijos, trabajo y demás resulta inesperado que ocurra un evento como este, el síndrome “Locked In” es cual es un proceso obstructivo de la arteria basilar con el consiguiente infarto de tronco que interrumpe los tractos descendentes corticobulbares y corticoespinales, quedando intactas sólo las fibras que controlan el parpadeo, los movimientos oculares verticales y la sustancia reticular ascendente. Tras este accidente el señor Bauby sòlo puede movilizar su ojo izquierdo e inicialmente esta situación se percibe como angustiante para él, alterándose la conciencia del “yo”, es decir la vitalidad que representa la conciencia de tener un cuerpo, la actividad del yo, como actor de los propios actos y la imagen de sí mismo. Al despertar se da un manejo adecuado de la situación puesto que no es fácil esta realidad, ya que la percepción como interpretación de las sensaciones en este caso es implícitamente percibida a nivel central y no corporal.

No se presentan alteraciones sugestivas de psicopatología, por el contrario es sorprendente la vitalidad y ansias de salir adelante que Dominique muestra, por lo que debe observar un mundo externo desde una perspectiva muy diferente; la del interior.

El uso de la imaginación y de la memoria son aspectos muy sobresalientes en el paciente, y para él es inevitable recordar sucesos que quizás sean tristes para él, como no haber llamado a Pierre, quien ocupó su lugar en un vuelo y posteriormente fue víctima de un secuestro por 4 años; lo obligan a querer retractarse de lo hecho, y aparece aquella sensación de “volver atrás”. También recordó a su padre y a su soledad, y a aquellos lugares que alguna vez visito como Lourdes, sin sentido de bien alguno, solo por paseo y que ahora en sus condiciones visitaría en busca de apoyo religioso.
Siempre se evidencia el apoyo familiar para hacer de la vida una estancia en las mejores condiciones. Considero que el apoyo interdisciplinar del grupo de la institución donde se encontraba fue la base para un buen proceso de recuperación que aunque lento fue evolucionando poco a poco. Siempre se revela la capacidad de desarrollarse positivamente a pesar de las condiciones de vida.
El querer plasmar su historia en un libro y el buscar medios de comunicación dan indicios de una gran enseñanza de vida, revelar a otras generaciones lo que se siente, lo que se vive y lo que se espera ante un evento así; esto da soporte para los miles de pacientes que día a día se enfrentan a situaciones similares y para los cuales la salida ante un estado “vegetativo” seria el terminarlo por lo
que se denomina dignidad humana, sin tener en cuenta lo que puede aprenderse de ello. Y es por tal motivo que se dice que siempre estamos aprendiendo algo nuevo de alguien y que el aprendizaje es un proceso continuo y más aún lo es en lo más complejo, “el aprender a vivir”.

DIANA MARCELA PAVA
UNIVERSIDAD DE MANIZALES

sandra pamela dijo...

LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA

La película relata que en las situaciones difíciles, siempre hay que buscar el lado positivo de las cosas.

Aunque el protagonista está viviendo “encarcelado” en su propio cuerpo, está describiendo desde su punto de vista (su realidad) demostrando que a pesar de las adversidades es posible salir adelante y seguir viviendo con defectos físicos y motores, pero no mentales que en realidad son los indispensables para continuar con su vida.

En la condición que se encuentra el protagonista, se plasma de una manera muy explicita quienes son las personas que están a nuestro rededor y quienes están verdaderamente con nosotros, ya que estas si aparecen en situaciones adversas (cuando se necesitan) y no solamente cuando la situación es buena y pueden sacar algún beneficio de ella.

El poder que tiene la imaginación también es un aspecto importante que nos muestra que aunque estemos en un lugar, gracias a ella podemos desplazarnos a cualquier sitio que se nos ocurra y escapar de los acontecimientos que se presenten en nuestra vida, no queriendo decir que en todo momento debemos recurrir a ella, si no, que debemos utilizarla cuando nuestro cuerpo este en un sitio y nuestra mente desee estar en otro.

Mi conclusión es que en algunas ocasiones nos derrumbamos con pequeñeces que no valen la pena, en lugar de buscar el otro lado de las cosas y comprender que todo en la vida tiene solución, excepto la muerte.

valentina herrera garcia dijo...

La escafandra y la mariposa

Fuese un hospital, una universidad, la casa, una biblioteca, una cafetería, una discoteca, un bar, a quien no le gustaría ir a aprender a comunicarse; independiente de las condiciones de cada quien, todos estamos inmersos en nuestra escafandra, y ¿ha donde los pensamientos no nos han llevado?.

JEAN DOMINIQUE BAUBY, un hombre joven sufrió una enfermedad cerebrovascular, la que lo llevo a desarrollar el síndrome de LOCKED IN, o síndrome del CAUTIVERIO, donde la prisión es su cuerpo, y la libertad es su mente, sus pensamientos….

El cuerpo y la mente, muchas veces se unen, pero la mayoría del tiempo, permanecen separadas como dos cosas completamente distintas, mientras mi cuerpo va en un carro a 40 kilómetros por hora; mi mente ya llego a 40.000 kilómetros de distancia. Y llegó a pensar que estoy allá... con mi cuerpo, nada puede ser mas real! , de repente, algo me dice que tengo que seguir, tomar el control, que tengo que seguir manejando por la monotonía de una vía que tiene un fin, que tiene un objetivo y que yo lo conozco, mi mente va sin rumbo, no va para ningún lugar, no voy para ninguna parte, no tengo un destino, pero llego a algo que es completamente desconocido, que me llena de ansiedad, pues no lo conozco, pero que me invade de curiosidad, de aventura, de un deseo enorme por conocimiento.

Me bajo del carro, y si, mi cuerpo ha llegado a lo mismo, a lo que mi mente no quiere, pero que es la realidad, que mas, le toca conformarse, quien la manda a no tener piernas, ojos, cerebro, oídos y corazón. Y al cuerpo quien lo manda a ser tan cambiante, tan materia, tan tangible, tan nada.

La psique humana, es demasiado compleja, y si no nos entendemos muchas veces a nosotros mismos, por que nos confundimos cuando no entendemos a los demás, cuantas responsabilidades tiene la mente, tiene que satisfacer a sus superiores (el corazón y el alma), al igual que a sus subordinados (el cuerpo y el vital).

Si contando con todas las formas humanamente posibles de comunicación, podemos hablar, podemos mirar, podemos oír, podemos sentir, podemos CALLAR, podemos gritar, podemos llorar, como no nos sabemos expresar, como permanecemos autistas en nuestro propio universo, sin posibilidades de salir, envueltos en nuestra escafandra, y teniendo solo la imaginación como medio de liberación, de paz, quien nos puede juzgar por lo que pensamos, quien sufre si no somos nosotros mismos con lo que pensamos, que nos puede hacer mas daño que nuestra propia mente, pero al mismo tiempo quien nos permite escapar y volar por lo desconocido, por lo querido y a la vez imposible, ¿cuando mas lo vamos a poder vivir si no es por medio de nuestros propios pensamientos, nuestra imaginación.?

jorge hernan murcia dijo...

La Escafandra y la Mariposa, es una de esas películas tristes que sin embargo te llenan de vida. Basado en una historia real, este film cuenta la historia de Jean Bauby, un escritor de la revista francesa Elle, en 1985 sufrió una masiva embolia que desencadenó en el síndrome de cautiverio, dejándolo paralizado totalmente sin poder mover más que la pestaña de su ojo izquierdo. Prisionero de su propio cuerpo, siendo solo capaz de comunicarse mediante el parpadeo y un sistema ideado por su intérprete en el hospital, Baudy creó un nuevo mundo a partir de las únicas dos cosas sin paralizar: su memoria y su imaginación. Así construyó frases y párrafos enteros que dieron origen a la novela del mismo título que la película.
Una escafandra es un traje impermeable herméticamente cerrado, con un cristal frente a la cara y orificios y tubos para renovar el aire utilizado por buzos y astronautas. Símbolo de prisión en la película, mientras escuchamos al personaje que cuenta en stand-by su historia, la escafandra aparece y desaparece contraponiéndose a la mariposa que vuela alto y por los aires como símbolo de libertad. Como una oruga que escapa a su capullo y se convierte en mariposa, Baudy imagina el mundo, sus acciones, sus intervenciones con los demás personajes. Preso en su escafandra se convierte en esa especie de mariposa imaginaria que recorre el universo desde el recuerdo de las imágenes que lo componen.
No es para menos, ya que el film logra construir desde la imagen esa sensación de ver el mundo desde adentro de una cápsula y con un solo ojo, y a su vez la tranquilidad y paz interior del personaje que vive un universo paralelo en su psique llenando de sentido, movilidad y vitalidad aquello que parece muerto e inmóvil.
En La escafandra y la mariposa, pese a lo agobiante de la prisión de la parálisis se respira aire fresco. Una visión de mundo, una manera de enfrentar la adversidad y un ejemplo del poder de la comunicación, la expresión y la escritura.

Este cuadro clínico realmente espeluznante, se trata del síndrome de locked-in o síndrome del en cautiverio, es quizás una de las peores cosas que le podrían pasar a uno.
Estas son personas que, tras una hemorragia en el sistema nervioso central (en la protuberancia) dejan de poder mover cualquier extremidad, de tragar, de poder hablar, o gesticular con la cara. Tampoco pueden sentir nada.


Básicamente, solo pueden ver, oler, oír, están plenamente conscientes, pero no pueden moverse. La única manera que tienen para comunicarse es moviendo los ojos. Pero esto
puede ser pasado por alto puesto que los parpados caen.

Lo peor de todo, es que podría ser fácilmente confundido por un coma, sobre todo por médicos inexpertos, y ello les conllevaría llevarlos a un hospital de crónicos, donde serian tratados como comatosos durante el resto de su vida, postrados en la cama sin ningún estimulo, pese a que estén conscientes de todo.
Los franceses llaman a este síndrome la enfermedad del muerto viviente puesto que es quizás lo más parecido a ser enterrado vivo.

liza dijo...

Esta película cuenta el ejemplo de vida, el esfuerzo y la voluntad para comunicarse con el mundo, de un hombre, que hasta el último momento se esforzó por dejar un legado que sirviera a otros. Una lección de energía y vitalidad. Una película donde todo sucede bajo lo mínimo en comunicación, donde solo te escuchas tu y los demás intentan saber lo que quieres o lo que te gustaría; nunca sabes cuando la vida se canso de que hables y no digas nada y es cuando te calla y te dice hasta aquí, no hables mas, no tienes nada que decir, y es cuando te das cuenta de que aun tienes cosas que decir y que jamás dijiste por temor, por el que dirán, o un sin fin de situaciones, y admiras lo que antes tenias.

Publicar un libro en donde la comunicación se lleva con parpadeos y donde ahora comprendes más de las cosas que antes no tuvieron importancia: y llego al final, llego hasta la publicación del libro, es entonces cuando cumplió su meta, dijo lo que tenia que decir y la vida, se encargo de lo demás.

Esta película es la historia de un luchador que no se dio por vencido y que enseñó a otros a valorar lo verdaderamente importante de la vida, lo que él mismo había descuidado mientras tenía salud. Es en este aspecto donde quiero enfocar mi análisis, en el “Carpe Diem”. Carpe diem es una expresión latina que literalmente significa “cosecha el día”, es decir, aprovecha el día, no lo malgastes. Fue acuñada por el poeta romano Horacio. Se puede entender como "vive cada momento de tu vida, como si fuese el último de tu existencia". La película, nos entrega a cada momento ese sentimiento de no te dejes vencer por el desaliento, no permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, no abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario, no dejes de creer que las palabras y las poesías, sí pueden cambiar al mundo. Y aunque en la película este hombre esta reducido a sus pensamientos, nos enseña la riqueza de la vida.

andres dijo...

X SEMESTRE.
UNIVERSIDAD DE MANIZALES.
ANDRES GONZALEZ.
LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA.

Escafandra.

Aparato compuesto de una vestidura impermeable y un casco perfectamente cerrado, con un cristal frente a la cara, y orificios y tubos para renovar el aire, que sirve para permanecer y trabajar debajo del agua.

Los accidentes cerebrovasculares, generan de un 10 a 12% de la mortalidad en países industrializados; es la 3ra causa de muerte y la 1ra causa de invalidez, el 88% de los casos ocurren en personas mayores de 65 años, hay una mayor incidencia en población masculina (1.1 a 2.2%), mayor incidencia en población afro-americana que en anglosajones.

Al hablar de los accidentes cerebro vasculares, es bien sabido que son mucho más frecuentes los de la circulación cerebral anterior, que los de la posterior, siendo esta ultima una circulación,la que presenta más fluctuaciones anatómicas dentro de la población, pudiendo ser una de las arterias vertebrales, la predominante en el aporte del flujo sanguíneo para las estructuras de la fosa posterior, pero es también importante mencionar en este punto, que la circulación basilar puede ser dividida en tres porciones una próximal, que será la que va desde las arterias vertebrales hasta PIKA, la porción medial que irá desde donde finaliza la proximal hasta AIKA, y la distal desde donde finaliza el territorio perfundido por AIKA, hasta casi que las talamicas perforantes, para que se presente el Sindrome del Locked-in, como el del caso de la película, debe haber un compromiso de la porción distal de esta circulación basilar, pero se dice que una estenosis de más del 50 % de la irrigación de las vertebrales o de la vertebral dominante, genera la misma sintomatología. Para efectos practicos se dice que cualquier fenómeno apopléjico que comprometa la circulación basilar, generara síntomas como los del paciente de la película, los signos clínicos son bilaterales, con cuadriplejía, parálisis bilaterales de la mirada conjugada horizontal, coma, o el síndrome de deferentización que es el mismo de locked-in, ya que cuando persiste irrigación, de una de las dos arterias vertebrales ocurrirán síntomas y signos combinados o mixtos de ataxia ipsilateral, hemiplejia contralateral con pérdida de la sensibilidad, parálisis ipsilateral horizontal de la mirada, nistagmus, vértigos, náuseas y vómitos, disfagia, sordera, acúfenos, mioclonus palatino y oscilopsia.

Me pareció una interesante película, para quien quiera estudiar y recordar el cuadro típico de la entidad, ya que el actor lo protagoniza muy bien, nos replantea esta película y nos hace recordar que esa necesidad, que todos sentimos de vivir cada día, como el ultimo de nuestras vidas, nos es por nada, se ve justificada cuando vemos películas como estas.

Carmen Andrea Tamayo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmen Andrea Tamayo dijo...

CARMEN ANDREA TAMAYO GOMEZ
"LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA"

Cautiverio es un término utilizado para referirse a los “animales que viven bajo el cuidado del ser humano ya sean domesticados o en estado salvaje”. Es posiblemente así como se sentía el protagonista de esta historia al sufrir “el síndrome de cautiverio” quien un día fue una linda y exitosa mariposa y en solo cuestión de segundos por cosas del destino resulto convirtiéndose en escafandra, dando como resultado un hombre tetraplejico pero con preservación de la conciencia, sentimientos, deseos, visión y audición. Esto es lo que nos muestra esta película llena de grandes imágenes visuales y momentos intensos, logrando transmitir la terrible realidad de un hombre atrapado en un cuerpo completamente inmóvil, pero quien no se dejó vencer ante la adversidad, que luchó hasta el final por mantener su dignidad contando únicamente con su imaginación.

A sus 43 años Jean-Dominique Bauby capturado por la inmovilidad del cuerpo nunca paraliza su mente, por el contrario da rienda suelta a sus pensamientos. Su ojo izquierdo se convierte en espectador, en un canal de expresión que le permite desarrollar la capacidad innata de supervivencia del ser humano y la necesidad de comunicarse con el exterior.

Definitivamente la capacidad de superación humana parece no conocer fronteras. Bauby fue capaz de deletrear letra a letra palabras, frases y párrafos, transfiriendo con ellas una profunda aventura dentro de la psique humana, a través de la cual pudo destruir el iceberg (el cual veíamos en escenas producto de su imaginación) que resultó ser su cuerpo, permitiéndole alcanzar dimensiones personales inimaginables.

Jean-Dominique falleció tan sólo diez días después de lograda la publicación de su libro, sus relatos llenos de sabiduría y de una capacidad sin límites para analizar su realidad, quedan ahora como un recuerdo y enseñanza para todos.